Los propósitos de año nuevo

Por | 1 noviembre, 2015 | 0 comentarios

Captura de pantalla 2015-12-07 a la(s) 11.22.57

Cuando llega diciembre, como por arte de magia, parece que todo en nuestra vida debe cambiar al pasar de mes y en este caso, de año. Todo con lo que hemos vivido estos últimos 365 días parece que no es adecuado y que tenemos que cambiarlo para poner en práctica aquello que deseamos porque pensamos que es bueno para nosotros pero que no hemos sido capaces.

Como si de una obligación se tratase, nos ponemos a pensar en los propósitos de año nuevo porque, las 00 h del 31 de diciembre son mágicas, todo cambia y tendremos un poder extraordinario para poner todo en marcha. Y digo bien, todo, porque no nos conformaremos con tener un solo propósito sino que haremos una lista casi interminable que en pocos días, nos llevará a la frustración. Cada año escribo post y textos sobre cuáles son los mejores propósitos de año nuevo, o los más habituales pero este año he pensado que la realidad siempre es la que al final, nos hace más felices así que voy a trabajar desde mi lista de propósitos.

Como cada domingo que nos proponemos empezar el lunes con la dieta o con el gimnasio, el día 31 de diciembre es el día al que seguro, pondremos fin a muchas cosas que no deseamos en nuestra vida pero… que al final, solo se quedará en una intención o que se frustrará en pocos días. Así que este año te propongo varios retos que seguro serán más saludables para el nuevo año:

–       No te marques el día 1 de enero para empezar nada. No es realista. En fiestas es imposible empezar nada. Son días para disfrutar, para relajarnos, para no exigirnos porque ya bastante lo hacemos durante todo el año. Y además, ¿qué tiene de mágico el día 1 de enero que no lo tenga el 15? Son días para salir, comer fuera, estar con amigos y familia… no momentos para ser duros con nosotros mismos y empezar algo que nos cuesta.

–       No hagas una lista interminable, se realista y benévolo contigo mismo. Como si de una carta a los Reyes Magos se tratase y pensásemos que un hada madrina nos lo va a cumplir todo, nuestra lista de buenos y nuevos propósitos es interminable y pensamos que seremos capaces de hacerlos todos. ¿Qué te hace pensar que porque ha cambiado de año de repente podemos poner todo ello en práctica, aunque hace escasas horas nos costaba la vida? No te engañes y sobre todo, no te lleves a ti mismo a la frustración más absoluta. Empieza por cosas reales y que sepas que llevarás a cabo y si es algo muy grande para ti que sabes que necesitará de energía extra, no lo cargues con más propósitos. Haz una lista de uno o dos objetivos, cúmplelos y luego ponte más. Que no hay que esperar a final de año otra vez para hacer lista de propósitos. Puedes hacerla cuando quieras.

Y me quedo en dos puntos. Porque para qué poner aquí un listado interminable si luego no podemos gestionarlos todos. El nuevo año, porque nos encantan las fechas, es un momento al que podemos atraer todo lo que queramos así que no lo dudes y úsalo bien. No te exijas por encima de tus posibilidades personales y seguro que puedes abarcar todo aquello que necesitas. Como dice ese refrán: “una cosa a la vez” y seguro que te hará sentir mejor. El 2016 puede ser tan bueno como tu decidas porque lo importante no es lo que nos ocurre sino como lo vivimos. Feliz 2016.

Y, ya que estamos, no te olvides de incluir en tu lista de proósitos de año nuevo una visita a nuestro hotel en el centro de Madrid.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*