El Sorolla más cotizado y americano

Por | 5 diciembre, 2014 | 0 comentarios

Autorretrato SorollaA principios de siglo hubo algunos ejemplos de éxitos rotundos en el mundo de las artes. En las letras, Vicente Blasco Ibáñez fue uno de esos escritores que logró el favor del público y de la crítica a la vez, siendo eso sí pasto de envidias de muchos de sus coetáneos. En pintura, la carrera de Joaquín Sorolla es una buena muestra de éxito no solo en España, sino en el mundo, especialmente en Estados Unidos.

De su relación con ese país se ocupa la exposición que organiza la Fundación Mapfre, titulada precisamente ‘Sorolla y Estados Unidos, una nueva mirada sobre el pintor valenciano (1863-1923)‘, abierta hasta el 11 de enero de 2015, en paseo de Recoletos, 23. La muestra cuenta con varios cuadros, como ‘Puerto de Valencia’ o ‘El algarrobo’, que ya estaban en el país norteamericano antes incluso de su llegada al país, vendidos por marchantes que avistaban su talento en las exposiciones de París, Múnich, Londres o Berlín.

Una vasta exposición dividida en dos plantas donde se pueden admirar cuadros de gran formato —como el impresionante ‘¡Triste herencia!’, con esa imagen de los chavales tullidos guiados por un cura, polémica en su día, por dar una imagen oscura de España— pero también otros más humildes. Llama la atención una pequeña sala con forma circular y tonos morados que alberga una serie de pinturas rápidas del Nueva York que pudo ver con sus propios ojos, en torno a 1910, el valenciano Sorolla, pintados desde los rascacielos.

Están colgados algunos de los cuadros más famosos del pintor, como las series de niños bañistas en la playa que fascinaron a los marchantes americanos más reputados, y que se expondrían en ciudades como Chicago, Boston o San Luis. Un buen aperitivo, con entrada gratuita, para acudir más tarde, si se desea, al Museo Sorolla. Sus jardines, diseñados por el propio Sorolla, inspirados en los del Real Alcázar de Sevilla, bien merecen una visita.

Un plan especialmente interesante para quienes se alojen en el Gran Hotel Velázquez, situado en pleno Barrio de Salamanca, que está a tan solo un paseo de la sala de exposiciones en la que tiene lugar la muestra.

 

Categorías: Arte y cultura Madrid, Ocio y Eventos Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*