Una escapada al Real Sitio y Villa de Aranjuez

Por | 2 julio, 2014 | 0 comentarios

Escapada al Real Sitio de Aranjuez

Además de sus atractivos como ciudad, uno de los aspectos que hacen de Madrid un destino turístico de primer orden es que está situada a menos de 2h de varias ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad: Segovia, Toledo, Alcalá de Henares, El Escorial…

Entre ellos se encuentra el Real Sitio de Aranjuez, la que fuera antaño la residencia primaveral de los reyes de España. Su proximidad hace posible visitarla por la mañana y regresar de nuevo a la capital para disfrutar de la noche madrileña al término del día.

Fue el rey Carlos V quien acarició primero la idea de erigir una villa al estilo italiano en estos parajes regados por el Tajo y el Jarama, que hasta entonces habían acogido la casa-palacio de los Maestres de Santiago. Sería su hijo, Felipe II, quien lo hizo posible en 1561 con la construcción del primer palacio y el comienzo del trazado de los jardines. El proyecto fue encomendado a Juan Bautista de Toledo, aunque después tomaría las riendas su discípulo Juan de Herrera, que llegaría a convertirse en el arquitecto predilecto de Felipe II.

Sin embargo, el conjunto palaciego que hoy conocemos no llegó a terminarse hasta el siglo XVIII en tiempos de Carlos III, y fue incorporando nuevos pabellones y jardines con el paso de los siglos bajo la batuta de diferentes arquitectos. Rincones que inspiraron al compositor Joaquín Rodrigo el bello Concierto de Aranjuez, que evoca el verdor de sus setos, el tranquilo fluir de los caminos del agua y el refinamiento de los salones de este exquisito palacio.

A la hora de visitarlo, lo más recomendable es contratar una visita guiada. Sin embargo, si vas por libre, te recomendamos que no te pierdas estos enclaves:

  • Salones Oficiales: dentro del Palacio pueden visitarse el Gabinete de Porcelana, la Sala de los Espejos, la Sala de Guardia, el Gabinete Árabe, el Despacho del Rey, y la Sala de Pinturas Chinas, entre otras. También existen las denominadas “Habitaciones privadas” pero solamente se puede acceder a ellas con visita guiada.

  • Museo de Falúas Reales, pequeñas barcas de recreo en las que los reyes pasaban sus momentos de ocio.

  • Jardín del Príncipe, inspirado en los jardines de María Antonieta en el Petit Trianon.

  • Casa del Labrador, un pequeño palacio situado en los jardines del Príncipe, que los monarcas utilizaban como pabellón de caza.

Existen varias posibilidades para llegar a Aranjuez. En primer lugar tenemos el autobús, con salidas desde la Estación Sur (Méndez Álvaro) cada 15 minutos. El viaje cuesta unos 3,50€ y se tarda 50 minutos en llegar.

Otra opción muy cómoda es el tren: la red ferroviaria conecta Aranjuez con Madrid por la línea C3, con paradas en las estaciones de Atocha y Chamartín. En este caso el ticket es de 3€ y se tarda también 50 minutos. Entre lo meses de mayo y octubre hay un tren de época, el Tren de la Fresa, que hace el mismo recorrido.

Por último podemos ir en coche, conduciendo durante 50 kilómetros por la autopista N-IV tomando el desvío a la M-305. En media hora habremos llegado a nuestro destino.

Escrito por 

Categorías: Guías Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*