Las Puertas monumentales de Madrid

Por | 20 enero, 2015 | 0 comentarios

Antaño existían en Madrid cinco puertas reales que daban acceso a la ciudad, y recibían los nombres de las ciudades con las que conectaban:  Segovia, Toledo, Atocha, Alcalá y Bilbao. De ellas tan solo han llegado a nuestros días la de Alcalá y la de Toledo, pero con el paso de las décadas se han erigido otras igualmente imponentes en diferentes emplazamientos de la ciudad. Hoy os hablamos de las cinco grandes puertas monumentales que todavía podemos ver en la capital española.

1) Puerta de Alcalá

Puerta de Alcalá

Está situada en la Plaza de la Independencia, junto al parque del Retiro, en la confluencia de las calles Alcalá y Serrano y a poco más de un kilómetro de nuestro Gran Hotel Velázquez. La actual sustituye a otra que databa del siglo XVI, y fue diseñada por el arquitecto Fernández de los Ríos en el año 1778 por orden del rey Carlos III.

De estilo neoclásico y aspecto monumental, la puerta se inspira en los arcos de triunfos típicamente romanos. Aunque este tipo de monumentos nos resultan familiares hoy día, fue la primera de estas características en construirse en Europa tras la caída del Imperio Romano. Así, la Puerta de Alcalá es predecesora de otras como el Arco del Triunfo en París o la Puerta de Brandenburgo en Berlín.

2) Puerta de Toledo

Puerta de Toledo

La Puerta de Toledo es, en realidad, la tercera que llevó ese nombre en nuestra ciudad. La primera de ellas se remonta al siglo XV, y posteriormente se construyeron otras a medida que el límite de la ciudad se ampliaba con el crecimiento de la urbe.

La puerta que vemos hoy en la Glorieta de Toledo fue diseñada por el arquitecto Antonio Aguado, data del primer tercio del siglo XIX y fue la última puerta monumental erigida en el antiguo recinto de Madrid. Está hecha de granito y decorada en piedra caliza, materiales muy pesados que le valieron el apelativo popular de “un elefante de piedra cebado con adoquines”

3) Puerta de San Vicente

Puerta de San Vicente

En 1726, el corregidor de la villa de Madrid (título similar al moderno cargo de alcalde) encargó a Pedro de Ribera que construyera una gran puerta en el cerco de la ciudad a la altura del paseo de La Florida. Constaba de tres arcos y estaba adornada con una estatua del santo que le da nombre.

Esta puerta desapareció cincuenta años más tarde, pero poco después, el rey Carlos III encargó a Sabatini la realización de una nueva puerta que sustituyera a la anterior. Sin embargo, esta puerta también fue desmontada durante remodelaciones urbanísticas en la zona con tan mala fortuna que sus restos se perdieron.

La puerta que vemos hoy es una réplica de la de Sabatini realizada en hormigón chapado en granito y caliza a partir de los planos originales y fotografías. Recibe su nombre por la efigie de San Vicente marqués de Vadillo, corregidor de la villa encargó a Pedro de Ribera que construyera una puerta monumental en la cerca de la ciudad.

4) Puerta Real

puerta-real-madrid

La Puerta Real o Puerta de Carlos III data del último tercio del siglo XVIII y se encuentra en el Paseo del Prado. Fue diseñada por Francesco Sabatini como parte del proyecto del Real Jardín Botánico, del que se estaba destinada a ser la puerta principal. Sin embargo, pocos años después de su inauguración, en 1781, esta puerta cayó en desuso en favor de la Puerta Murillo y en la actualidad permanece cerrada.

De inspiración clasicista y realizada principalmente en piedra de granito es muy similar a su “hermana”, la puerta de San Vicente. Como ésta, cuenta con un cuerpo central y dos postigos adintelados.

5) Puerta de Hierro

Puerta de Hierro

Cerramos el artículo con este monumento ubicado en una isleta junto a la autopista A-6, en las inmediaciones del Monte del Pardo. Y es que precisamente fue erigida como entrada al Real Sitio, residencia oficial de los reyes de España, a mediados del siglo XVIII, durante el reinado de Fernando VI.

Su nombre hace alusión a la verja de hierro forjado que se puede apreciar atravesando sus vanos. Realizada en piedra blanca, la puerta está rematada por un frontón y cuenta con un escudo real, dos esfinges y ornamentos militares y de caza.

Escrito por 

Categorías: Guías Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*