Qué nos gusta un dulce… y más por una fiesta

Por | 14 octubre, 2015 | 0 comentarios

Captura de pantalla 2015-11-05 a las 13.25.58

Si hay algo que nos gusta, no solo a los españoles, sino al ser humano en general, es comer. Siempre tenemos una excusa perfecta para sentarnos alrededor de un buen plato y disfrutar de una buena comida. Celebraciones, reuniones, acuerdos, bodas y banquetes, momentos más tristes… sean los que sean, siempre hay algo que comer alrededor.

Y nos encanta y lo disfrutamos. Y más aún cuando de una fiesta se trata. Normalmente, todas las celebraciones generales y típicas tienen asociada su comida que la identifica y con la que, a través de sus olores y sabores la sentimos, percibimos y celebramos mejor.

Y octubre con sus fiestas de todos los Santos, no iba a ser menos. Como antesala de la Navidad, la festividad de finales de octubre, conocida internacionalmente como Halloween, también tiene su asociación culinaria, unos dulces que nos alegran la oscuridad que llega con el otoño.

¿Cuáles son los dulces de todos los Santos?

–       Huesos de santo: es quizás el más típico de todos los dulces de estas fiestas. Quizás por el nombre que lo recibe por su forma y apariencia, estos tronquitos de masa de mazapán recubiertos de almibar y rellenos diferentes, son la delicias de los más golosos. Con un potente dulzor, vienen de Castilla y son el referente visual de las pastelerías de que ha llegado el puente de Todos los Santos.

–       Buñuelos: el más extendido y famoso que duplica festividad con Semana Santa. Una receta básica para una delicia que cada año fomenta la creatividad de pasteleros y dulceros para inventar un nuevo y más sabroso relleno. También originarios de Castilla, su receta se basa en una masa de harina y azúcar y su generoso relleno, lo que le da el gran sabor.

–       Pestiños: típicos de Andalucía y muy de Navidad, también se consumen durante la festividad de finales de octubre. Con una preparación muy sencilla basada en una masa de harina, aceite de oliva y azúcar, son sus variaciones los que las hacen diferentes y sabrosos: miel, limón, vino de Jerez.

–       Panellets: nos movemos a Cataluña para degustar este dulce típico del Día de Todos los Santos, con más ingredientes que los anteriores y personalización muy particular. Masa de azúcar, patata cocida, huevos, almendras y piel de limón, las personalizaciones van desde las almendras, los piñones, la ralladura de coco, fresas, anís…

–       Castañas: las estrellas del otoño y también del invierno. Octubre es el momento en el que aparecen los puestos de castañas asadas que inundan la calle de olores más que característicos y que nos dan calor solo con verlos. Receta fácil, castañas sin más pero que es más que suficiente.

Captura de pantalla 2015-11-05 a las 13.25.42

Sean de donde sean, en Madrid están todos para el deleite de visitantes y foráneos. Ven a pasar el otoño con nosotros y disfrutarás de estas y otras delicias culinarias.

Categorías: Comer en Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*