Posts con la categoríaSin categoría

Últimas semanas para visitar la exposición del fauvismo

Por | 18 enero, 2017 | 0 comentarios

fauvismo

La Fundación Mapfre, en el Paseo de Recoletos número 23, es la encargada de presentar la exposición “Los fauves. La Pasión por el Color”. Hasta el 29 de enero se puede visitar esta presentación del fauvismo, que para quienes no lo sepan, se trata de una tendencia pictórica caracterizada por el empleo provocativo del color.

La exposición cuenta con más de un centenar de pinturas, así como numerosos dibujos, acuarelas y una selección de piezas de cerámica, las cuales han sido reunidas gracias al apoyo de los más de ochenta prestadores que han colaborado en ella. Entre ellos, destacan importantes instituciones como la TATE Gallery, el Centro Pompidou o el Museo de Arte Moderno de París.

Desde la Fundación Mapfre describen el fauvismo como “sinónimo de libertad, de fuerza, de intensidad y de transgresión. En la pintura fue el estandarte de la revolución del color, de la ausencia de la perspectiva y del desapego a la tradición”.

Henri Matisse fue su mayor representante y estuvo acompañado por otros artistas con los que compartió una nueva visión de la pintura, como André Derain, Maurice de Vlaminck, Albert Marquet, Henri Manguin, Charles Camoin, Jean Puy, Raoul Dufy, Othon Friesz, Georges Braque, Georges Rouault y Kees van Dongen. “Estos defensores a ultranza del color exacerbado y de la ejecución de la obra a través de la percepción individual desarrollaron varios temas con especial dedicación, como los retratos entre los miembros del grupo, los paisajes lumínicos, la atmósfera del mediterráneo francés, los espacios intimistas y la sórdida atmósfera nocturna”.

Ahora que ya sabes qué es el fauvismo y dónde puedes encontrar su exposición en la capital madrileña, solo falta que te acerques para descubrir por ti mismo la supremacía y la arbitrariedad del color.

Página siguiente»

FITUR vuelve a Madrid del 18 al 22 de enero de 2017

Por | 10 enero, 2017 | 0 comentarios

fitur

La Feria Internacional de Turismo (FITUR) está de regreso en la ciudad de Madrid desde el próximo 18 al 22 de enero. IFEMA es la encargada de organizar, una vez más, una de las ferias más importantes del turismo internacional en España y en el Mundo. Los días 18, 19 y 20 de enero el salón acogerá tan solo a los asistentes profesionales dedicados a la hostelería, turismo y negocios relacionados con el sector, mientras que el 21 y 22 de enero estará abierto también para el público no profesional. Así que tanto si eres profesional de turismo como si eres un viajero que desea planificar sus próximos destinos, FITUR tiene mucho que ofrecerte.

FITUR presenta en este 2017 su edición número 37, la cual se espera que iguale o mejore las cifras de asistentes y comerciantes del pasado año, con 9.605 empresas expositoras de 164 países/regiones, 124.659 participantes profesionales y 107.213 visitantes de público no profesional.

Para aquellos que sean novatos en FITUR y todavía no hayan acudido a esta feria, han de saber que se caracteriza por ofrecer todo tipo de información acerca de la oferta comercial especializada existente en el mercado turístico, presenta agendas de posibles reuniones con actuales y potenciales proveedores y proporciona la oportunidad de asistir a congresos, seminarios y actos paralelos, que sirven de fuente de acceso a las tendencias y evolución del sector.

Si lo que necesitas es analizar y comprobar directamente las características del producto/servicios de posibles nuevos proveedores o simplemente quieres visitar la feria para conocer las novedades del sector turístico y de viajes, recuerda que tienes una cita que apuntar en tu calendario del 18 al 22 de enero. Si quieres saber más sobre la edición 37 de FITUR, puedes visitar la web oficial de la Feria Internacional de Turismo. En el Hotel Osuna, muy próximo al recinto ferial, te estaremos esperando con los brazos abiertos.

Página siguiente»

Llega el concierto de Harry Potter y la Piedra Filosofal a Madrid

Por | 1 enero, 2017 | 0 comentarios

potter

Los aficionados y seguidores del universo de magia creado por J.K. Rowling tienen una cita en el Barclaycard Center de Madrid el 3 y 4 de enero de 2017. En dicho recinto tendrá lugar el evento “Harry Potter en concierto”, una oportunidad única de revivir el inicio de una de las sagas cinematográficas más importantes de los últimos años.

“Harry Potter en concierto” consiste en la proyección de la primera entrega de la franquicia Harry Potter y la Piedra Filosofal acompañado por una orquesta sinfónica que tocará en directo la banda sonora de la película, compuesta por John Williams.

Harry Potter (Daniel Radcliffe) es un niño que al cumplir once años descubre que sus padres fueron magos, lo que le convierte a él en una joven promesa de la magia. A raíz de este hecho, Harry es enviado al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería para comenzar sus estudios y aprendizaje como mago. Allí conoce a Hermione Granger (Emma Watson) y Ron Weasley (Rupert Grint), dos compañeros de clase que acabarán convirtiéndose en sus mejores amigos. Por desgracia para Harry, su destino es enfrentarse a quien asesinó a sus padres cuando él era tan solo un bebé, el mago tenebroso Lord Voldemort.

Por primera vez en España los fans del joven mago podrán revivir la historia de amistad, magia y aventuras en un concierto muy especial. Las entradas (desde 20 euros) se pueden adquirir a través de los portales Ticketmaster, El Corte Inglés y Proactiv. Aquellos que no puedan acudir a la cita del 3 y 4 de enero en Madrid, han de saber que “Harry Potter en concierto” se trasladará a la ciudad de Barcelona el próximo 1 de abril.

Página siguiente»

Hospital de Maudes, un siglo de historia

Por | 22 diciembre, 2016 | 0 comentarios

Patio interior del Palacio de Maudes

En los días de sol, la blanca piedra caliza del Palacio de Maudes refleja la claridad y destaca toda la magnificencia de un gran monumento. En los días de lluvia, la pureza del blanco se ve algo mitigada pero su belleza sigue siendo única e innegable, pues cobran protagonismo los vivos colores de las cerámicas que adornan su fachada y los sonidos del agua en su patio interior.

Se cumplen ahora cien años desde la inauguración de este tesoro arquitectónico, obra de Antonio Palacios y Joaquín Otamendi, declarado Monumento Nacional en 1976. Palacios es considerado por muchos el gran arquitecto de Madrid, pues transformó su paisaje para siempre con una treintena de obras entre las que destacan el Palacio de Comunicaciones de la plaza de Cibeles o el Círculo de Bellas Artes.

Todas ellas edificaciones con las que el Hospital de Maudes guarda un parentesco artístico innegable: las fachadas blancas, las monumentales torres cuadrangulares, las superficies de piedra natural sin pulir… señas de identidad del singular estilo del arquitecto gallego cuyo legado ha comenzado a ponerse en valor desde la Comunidad de Madrid con un amplio programa de actividades.

El imponente Palacio de Maudes, hoy sede de la Consejería regional de Transportes, fue concebido como un hospital de jornaleros. A esto responde su diseño en forma de cruz, planteado con el fin de dejar entrar la luz en sus diferentes naves; y con altos techos para favorecer la circulación del aire, tan necesaria para evitar contagios entre enfermos. Durante veinte años acudieron aquí para recibir atención sanitaria los obreros con pocos medios, que incluso podían pasar periodos de convalecencia de hasta un mes.

Así lo dejó dispuesto Doña Dolores Romero y Arano, viuda de Curiel y Blasi, benefactora de la institución cuyos restos descansan hoy en la cripta de la iglesia, junto a algunos de sus familiares más cercanos. Tras el cierre del hospital a causa de la Guerra Civil, el edificio quedó abandonado durante algunas décadas hasta su adquisición estatal y su restauración en los años 80. Un regalo a la ciudad de Madrid que hoy cumple un siglo.

Foto (CC) Tíndalos en Flickr

Página siguiente»

Seis parques imprescindibles para visitar en Otoño

Por | 30 octubre, 2016 | 0 comentarios

Madrid se destaca por tener cientos de kilómetros de áreas verdes sorprendentes que cautivan a sus visitantes. Son lugares que podrían definirse como especiales y mágicos, porque se prestan perfectos para pasear, descansar, practicar deportes, respirar aire puro, contemplar el esplendor de la naturaleza y hasta perderse entre los árboles.

Puedes visitarlo en cualquier temporada del año, pero en otoño es cierto que brindan un contraste de color especial: marrón, gris, amarillo, rojo, púrpura, todos se mezclan para dar los mejores panoramas irresistibles a la vista de quienes los visitan.

 parques madrid

Parque del Retiro. Es sin duda el más famoso de todos, por ser uno de los pulmones de la ciudad más visitados. Aparte de sus miles de árboles y decenas de jardines, brinda un espacio para la cultura y el ocio. Puedes dar un paseo en barca por el lago o visitar el Palacio de Cristal, pabellón romántico donde se exponen obras de arte importantes.

Parque Casa de Campo. Este espacio natural es considerado como el mayor parque público de Madrid. Allí puedes elegir cualquiera de sus opciones como el Parque de Atracciones, el Zoológico, el Teleférico (que conecta la Casa de Campo con el Parque del Oeste), recintos feriales, el pabellón multiusos Madrid Arena y diferentes instalaciones deportivas populares.

Parque El Capricho de la Alameda de Osuna. Es uno de los espacios verdes que conforman el patrimonio artístico-natural de Madrid. Pese a ser muy poco frecuentado, es uno de los parques más hermosos, situado en Alameda de Osuna. Puedes deleitarte de su jardín francés, contemplar el paisaje inglés y el giardino italiano.

Parque del Oeste. Es un relevante espacio verde ubicado entre la carretera de A Coruña, la Ciudad Universitaria y la zona de Moncloa. Cuenta con lugares tan singulares como el Teleférico, la Escuela de Cerámica, la Rosaleda o el Templo de Debod, cerca de la Plaza de España.

Parque Madrid Río. En este espacio puedes entrar en contacto con la zona monumental de la ciudad. Alberga monumentos históricos e instalaciones de ocio y cultura. Posee una zona peatonal y de recreo en los márgenes del río Manzanares, que brinda un espacio perfecto para pasar un buen rato en familia.

Parque Cerro del Tío Pío. Mejor conocido como el “de las siete tetas”, por la forma que adquieren sus colinas. Ubicado en la zona de Puente de Vallecas, cuenta con extensas superficies de praderas y largas alineaciones de arbolado, que hacen que sea uno de los espacios verdes más populares del sur de la ciudad. Si deseas disfrutar de las mejores vistas de Madrid no puedes dejar de visitarlo.

Página siguiente»

Terrazas en las alturas, ideales para días de Otoño

Por | 20 octubre, 2016 | 0 comentarios

El verano madrileño se destaca por muchas cosas, una de ellas, sus terrazas que acogen a decenas de personas que buscan sosegar el calor y pasar un buen rato. Ya sea elegir un lugar para tomar unas copas, degustar tapas o cenar, espacios como estos son perfectos. Mucho mejor si se disfrutan desde lo alto contemplando vistas fascinantes de la ciudad.

terraza madrid

Aunque ya el calor se ha ido y las temperaturas comienzan a descender, es recomendable aprovechar los días frescos de otoño y contemplar los hermosos atardeceres que brindan las mejores panorámicas de Madrid.

Azotea del Círculo de Bellas Artes. Ubicada en la séptima planta, desde allí es posible contemplar una vista total de la Castellana, el Palacio de Correos, la Puerta de Alcalá, Gran Vía y Cibeles. En este lugar de mucha afluencia turística es posible ver el atardecer o dar bienvenida a la noche acompañado de una deliciosa cena o unas copas.

Terraza Palacio Cibeles. Desde este emblemático lugar situado en la céntrica plaza de Cibeles donde se aloja la nueva sede del ayuntamiento, es posible ver las mejores panorámicas de la capital. El mirador está ubicado en la octava planta de la torre central, a 70 metros de altura. Para los amantes de platos exquisitos una buena opción es su bar y restaurant que se encuentra en la sexta plata.

Terraza de La Casa Encendida. Típico lugar de cine, copas, tertulias… Desde la terraza se vislumbran hermosos atardeceres al compás de actividades culturales. El lugar diseñado bajo una arquitectura efímera con materiales reutilizables, es perfecto para pasar una velada junto a tus amigos o pareja.

Mirador del Thyssen. Se encuentra en la quinta planta del palacio Villahermosa. En este sitio se conjuga  el arte y la gastronomía con zonas escalonadas y vistas al jardín, desde donde es posible visualizar unos planos envidiables del museo del Prado.

Terraza de los Jardines de Sabatini. Esta azotea ubicada justo en frente al Palacio Real, destaca por tener vistas envidiables de la ciudad. Su oferta gastronómica de tapas, cócteles y copas, hace que sea una de las preferidas por los visitantes quienes disfrutan de los hermosos atardeceres hacia el Templo de Debod.

Terraza del Mercado de San Antón. El antiguo mercadillo callejero, ahora restaurado, invita a los clientes a subir a su terraza de casi 400 metros cuadrados ubicada en la tercera planta y contemplar las calles y edificios del idílico barrio de Chueca.

Página siguiente»

Llega el otoño…tiempo de comer callos

Por | 10 octubre, 2016 | 0 comentarios

El invierno se avecina, se siente la fuerte brisa y el descenso de las temperaturas, es un hecho que ya empezamos a abrigarnos y consumir alimentos que nos calienten. La gastronomía española es muy variada y presenta opciones perfectas para los días de frío. Dentro de su variado abanico de platos típicos liderado por el estelar cocido madrileño, hay otros más que destacan por su peculiar sabor y olor, los reconocidos callos, ideales para consumir en esta época.

Este distintivo plato con nombre muy característico se elabora a base de tripas de vaca acompañadas de rodajas de chorizo, morcilla y jamón, y se sirve caliente. Si eres de los que gusta cocinar, es una buena elección para hacerlo en casa. También puedes optar por degustar de la gran variedad que preparan los restaurantes de la ciudad.

Como forma de potenciar las bondades de este delicioso plato y promocionarlo entre todos los madrileños y visitantes, durante todo noviembre se celebra el “Mes de los Callos”, que busca conquistar la categoría de plato estrella.

Puedes aprovechar el menú especial que ofrecen los restaurantes participantes con su receta de callos exquisitos de propia elaboración a precio atractivo, que suele estar acompañado de una entrada, un plato de callos, un postre o café y bebida. Si quieres conocer de primera mano la forma de elaboración de este solicitado plato no debes perderte la ruta especial de visita a establecimientos de Casquería.

Se recomienda visitar algunos de los restaurantes que dicen presente durante todo este mes, como A Cañada Delic Experience, Casa Baranda, Casa Paulino, Casa Pedro, Cruz Blanca Vallecas, El Pitaco, Ferreiro, Hylogui, Jardín de Recoletos, La Ardosa, La Bola, La Emualda, Los Arcos de Ponzano, Los Galayos, Malacatin, O Pazo de Lugo, Samarkanda, Taberna Alegrías y Taberna Gaztelupe.

Como todas las actividades culturales de la ciudad, estas propuestas gastronómicas cuentan con el apoyo de la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Madrid, los centros de información turística y la colaboración de las Asociaciones Hosteleras.

Página siguiente»

Ellos y su pelo… De barberías por Madrid

Por | 30 septiembre, 2016 | 0 comentarios

Barberías

El pelo es uno de los distintivos más importantes de la persona y es que, su forma, corte, textura y color nos marcan y mucho la expresión y también la actitud que nos define. Tenerlo bien cuidado es algo que a todos nos gusta y que cada vez más, invertimos y mucho en ello. Pero, ya no es algo solo del entorno femenino sino que los hombres ahora se cuidan más que nunca aunque con vuelta a lo de toda la vida.

Se están poniendo de moda las barberías de siempre, con corte a navaja y looks más que vintage en las que te atienden con un espíritu de los propios años 50 y con un trato exquisito, cuidando no solo la cabellera sino también barbas y bigotes.

Madrid tiene de todo y como no podía ser menos, también barberías hipster para los amantes de lo clásico y de este estilo único.

Barbería Malayerba. En uno de los emplazamientos más castizos y propios del movimiento hipster, en la Plaza del 2 de mayo, se erige esta barbería que está dando que hablar y mucho. Cuidan hasta el último detalle, sus barberos parecen de verdad sacados de otra década y además, producen junto a Olivia Soaps, especialista en jabones artesanos de Segovia, sus propios productos exclusivos para el pelo, la barba y el bigote… todo masculino. Un auténtico oasis para hombres y su momento personal.

The Barbers’s Shop. Esta es otra de las barberías que queremos señalar y es que su decoración también nos tiene encandilados. Situada en Avenida de América, entre los barrios de Salamanca y Chamartín (perfecta para nuestros huéspedes), tiene un amplio abanico de servicios todos pensados para los caballeros que les visitan. Una unión perfecta entre los tratamientos más novedosos pero con la estética de los años de antes: cortes de pelo, cuidado de barba, masajes terapéuticos y corporales, aparatos especiales para el cuidado de la piel, tratamientos anticaida o depilación son algunos extras que puedes encontrar.

Sea como sea, en Madrid ellos también se cuidan y mucho.

Página siguiente»

Semáforos en Madrid que se hacen mayores

Por | 20 septiembre, 2016 | 0 comentarios

Primer semáforo de Madrid

Con el paso del tiempo, todo empieza a hacerse mayor. Es ley de vida podríamos decir. No solo las personas y también los animales o seres vivos en general, sino cómo no, esta ley es extensible a todas las cosas que nos rodean. Unas veces es más representativo y le prestamos más atención y otras, pasas más desapercibido pero cumplir años, lo cumple todo.

Quizás cuando es algo más llamativo, le echamos el ojo porque nos resulta curioso y este es el caso en el que, en este año, el primer semáforo de Madrid cumple 90 años. Y será por eso, por tener el privilegio de ser el primero, que le dedicamos unas líneas y nos hacemos eco de ello.

Ya cumplió hace unos meses pero sigue siendo igual de especial. Corría el año 1926, en concreto un 17 de marzo cuando el semáforo que hoy abre la emblemática calle de Gran Vía, tomo posesión de su espacio y se convirtió en el primero de la ciudad. De hecho, esta fecha que resaltamos y marcamos como su “cumpleaños” no fue el día que lo colocaron y comenzó a funcionar… Necesitó de 2 meses para poder ponerlo en marcha desde que se asentó en el que sería su lugar definitivo.

Los madrileños y visitantes de la época se trasladaron al lugar para ver este nuevo acontecimiento y es que, por primera vez, este “aparato” estaba en la ciudad para quedarse y ayudar a regular el tráfico y el paso de los peatones.

Desde entonces, la ciudad ha pasado de 0 a 100 o mejor dicho, a 130.000 que es el número de semáforos actuales que nos ayudan a que todo sea más fácil en nuestras calles. Han evolucionado en diseño y funcionamiento pero su objetivo, sigue siendo el mismo y cumplido con éxito.

Página siguiente»

Plato típico madrileño en otoño

Por | 10 septiembre, 2016 | 0 comentarios

Cocido

Llegó el otoño… aunque no lo parezca, ya está aquí. Y no lo parece porque el frío no hace acto de presencia pero llegará, seguro. Mientras, podemos ir abriendo boca y nunca mejor dicho, con platos típicos de otoño y propios de Madrid para que así nos hagamos más a la idea de estar en la ciudad y en esta época tan bonita.

El otoño es bello porque tiene un color especial, aparecen las tonalidades marrones, ocres y verdes oscuros previos a la caída de la hojay todo ello nos deja un olor especial. Empezamos a vestirnos diferente y el cambio, gusta.

¿Y qué comer? Pues platos más preparados, más contundentes y que nos empiecen a dar más calorcito. El cocido madrileño es el plato estrella… pero no solo del otoño sino del año y de la historia de la ciudad. Ahora, con el supuesto frío, se come más y con mejor ánimo.

Pero además del cocido, hay muchos otros platos típicos de la gastronomía madrileña y mejor dicho, de la castellana que se disfrutan en sus lugares más habituales. Poco a poco, en este blog, iremos desvelando algunas recetas pero hoy, qué mejor que para comenzar que hacer un repaso por algunos como la tortilla de patatas poco hecha que siempre puedes encontrar en bares de siempre, las berenjenas fritas de Madrid con la miel de caña o por supuesto, el bocadillo de calamares (quién ha venido y no lo ha probado). También nuestra cocina es famosa por los platos de casquería que esos, o los adoras y te encantan o no estarán nunca en tú menú pero que para quien les gusta, son realmente exquisitos: callos a la madrileña, manitas de cordero, mollejas a la madrileña… Y todo ello sin olvidar jamás, un buen plato de caracoles.

Imagen: Salvatore G2

Página siguiente»