La calle Serrano y el Barrio de Salamanca

Por | 10 abril, 2014 | 0 comentarios

Casa Palacio Tomás Beruete

Hoy día, nombrar la calle Serrano es sinónimo de moda, lujo y alta costura. La gran concentración de establecimientos de grandes firmas de prestigio internacional le han valido a la zona la merecida denominación de Milla de Oro de Madrid.

Sin embargo, a menudo esta faceta comercial eclipsa el indudable valor arquitectónico de los edificios de la calle Serrano. Construcciones decimonónicas y de primeros del siglo XX que ya en su día se convirtieron en las más elegantes de Madrid. De hecho, fue el carácter de zona noble que estos edificios otorgaron al Barrio Salamanca lo que atrajo a las grandes marcas hacia este punto de la ciudad.

Hablamos por ejemplo del recientemente renovado Museo Arqueológico Nacional (Serrano, 13), ubicado en el Palacio de Biblioteca y Museos Nacionales. Un edificio neoclásico erigido en 1866 durante el reinado de Isabel II por el arquitecto Francisco Jareño. Desde la calle Serrano podemos admirar su majestuosa entrada con columnas dóricas y una columnata jónica en la balconada del piso superior.

En el número 122 encontramos otra importante institución cultural de Madrid, el Museo Lázaro Galdiano, donde podemos visitar más de 12.000 pinturas y esculturas. Obras de El Bosco, Goya, Lucas Cranach el Viejo, El Greco, Murillo, Zurbarán y Luis Paret.

Otro edificio de singular belleza es la Casa-palacio del marqués de Portazgo (Serrano, 9), actual sede del Colegio de Abogados. Fue erigida en 1908 para el conde de Mejorada, con fuertes influencias de la arquitectura francesa en auge en aquellos años. Destacan sobre todo sus torreones cubiertos de pizarra y los amplios ventanales rematados en arcos de medio punto y decorados con guirnaldas de piedra.

La Casa-Palacio de Tomás Beruete (Serrano, 25) es otro hermoso palacio. Fue construida por el arquitecto Enrique Pfitz y López de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en la década de 1920. Un artístico edificio de gran hermosura por dentro y por fuera: en su interior podemos admirar bellos artesonados y preciosas vidrieras emplomadas.

En el número 130 podemos admirar también la Casa del Marqués de Villora (1928-1929), del arquitecto Rafael Bergamín, uno de los primeros ejemplos de la arquitectura racionalista en España.

En CHH disponemos de un hotel en el Barrio de Salamanca situado a escasos metros de la calle Serrano, con una ubicación excepcional para explorar esta zona señorial de Madrid. El Gran Hotel Velázquez está ubicado en la Calle Velázquez, otra de las grandes avenidas de la zona, situada a escasamente 300 metros de la arteria urbana que nos ocupa en este artículo. Es un hotel de cuatro estrellas, elegantemente decorado -en consonancia con la zona- una excepcional ubicación y muy conocido en el barrio más elegante de Madrid.

Foto (CC) Casa-Palacio de Tomás Beruete, por Luis García

Escrito por

Categorías: Arte y cultura Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*