La Milla del Oro

Por | 31 enero, 2013 | 0 comentarios

Les Vessenots | Hoteles CHHEn el mismo paseo del centro de la ciudad, a muy pocas manzanas los unos de los otros, existen tres motivos por los que Madrid recibe numerosas visitas al año. Se tratan del Museo del Prado, el Museo Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza. Entre los tres, reúnen una de las mayores pinacotecas del mundo, sin absolutamente nada que envidiar a las galerías del resto de capitales europeas.

El Museo del Prado se encuentra, al igual que los otros, junto al paseo con el que comparte nombre. El mismo edificio y su valioso entorno es ya de interés artístico, aunque el principal reclamo del museo sea la vastísima colección de pintura renacentista y barroca que se encuentra en su interior. Entre pintores flamencos, italianos y españoles, es el museo en el que podremos contemplar El jardín de las delicias de El Bosco, Las meninas de Velázquez, o el cuadro que inauguró la pintura del Quattrocento, La anunciación de Fra Angelico. Se considera uno de los museos más importantes del mundo.

En el Museo Reina Sofía disfrutaremos de la pintura del siglo XIX y las vanguardias de principios del siglo XX. Allí, junto a una ecléctica plaza que forma parte del día a día de los madrileños, nos esperan Miró, Dalí, y la pintura contemporánea. Aunque su colección está dirigida a los creadores nacionales, pinturas de Paul Klee, René Magritte o Francis Bacon se encuentran en las galerías del museo. La principal atracción turística del Reina Sofía, por su parte, ocupa una amplísima habitación y cuenta con numerosas dependencias dedicadas a su estudio; se trata del Guernika, de Pablo Picasso.

El Museo Thyssen-Bornemisza es el único de los tres de titularidad privada. La colección de esta familia no conoce fronteras en el espacio ni el tiempo, y por ello sus adquisiciones son tan internacionales como eclécticas. Sí es reiterada la presencia de autores franceses, como Matisse, Toulouse Latrec y Van Gogh, pero también hay un relevante paseo por el Renacimiento italiano y los autores holandeses Hals y Rembrandt.

Sabemos que los museos se encuentran muy cerca los unos de los otros, pero ¿cuánta distancia habremos recorrido después de pasear por todos sus pasillos? Quizá no convenga responder a esa pregunta hasta que haya terminado la jornada.

Categorías: Arte y cultura Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*